Lo que me hubiera gustado saber del matrimonio antes de casarme

Aunque el matrimonio está rodeado de clichés y de lugares comunes, hay cosas que en verdad no te imaginas, hasta que estás dentro de él. Por eso le pedimos a varias mujeres casadas de todas las edades que nos compartieran qué es lo que les hubiera gustado saber antes de dar el paso.

Aquí sus respuestas:

“Me hubiera gustado saber que era normal que me doliera tanto salirme de mi casa; que era normal llorar y extrañar.”

“Que el clásico ‘nunca te vayas a la cama enojada’ puede ser el PEOR consejo. A veces es mejor dormirte y observar el problema a distancia. Así te despertarás y verás todo con más claridad.”

“Que es un hecho que te casas con la familia política.”

“Que es mejor hacer que pedir. Por ejemplo, yo siempre le decía  mi esposo ‘abrázame, hazme caso, siéntate junto a mí, dame un beso…’ Aprendí que era mejor que yo lo abrazara, que yo me sentara junto a él, que yo le diera un beso, etc.”

“Que a los hombres les CHOCA que tu plática sea sólo de los niños, el súper, el colegio… Evidentemente no vas a dejar de hablar de tu familia, pero es importante que no se vuelva la única plática.”

“Que se vale hacer TODO tipo de tratos en pareja para que la relación funcione.”

“Que la vida sexual se vuelve monótona y hay que ponerle chispa. Experimentar, cambiar de aires, probar cosas nuevas…”

“Que es mejor no hablar mal de la familia del otro. Puede que te cague tu suegra, que tu cuñada sea una imbécil… pero a final de cuentas es SU familia, y que a él le duele cuando alguien habla mal de ellos (como a ti te chocaría que alguien hiciera eso)”.

“Que la vida sexual es cien por ciento personal. Yo al principio me traumaba porque no tenía sexo diario, sentía que se había ‘perdido’ la chispa, y más cuando tenía amigas que lo hacían diario (bueno, según ellas).”

“Llevo un año dos meses… que los primeros meses no son la realidad del matrimonio; entre más tiempo pasa, más real es la vida diaria.”

“Yo digo que tanto lo positivo como lo negativo lo vives más intensamente. O sea, sí amas más, pero también lo que te cagaba te caga más.”

“Que hay crisis MUY cabronas: emocionales y sexuales.”

“A mí me hubiera encantado que las mujeres que generacionalmente pasaron antes que yo (abuelas, mamá, tías, suegra) me dijeran: ‘Ve, vive, haz las cosas distintas y nos platicas qué se siente. Eres de otra generación, con más oportunidades como mujer, esposa y madre. No esperamos que hagas lo que nosotras hicimos o cómo nosotras lo hicimos’. Eso nos liberaría de expectativas que crees que tienen de ti.”

“Que nada es para siempre.”

“Me hubiera gustado que me aconsejaran el tan choteado ‘choose your fights’, pero que al final de cuentas es real.”

“Que no le exijas tu felicidad a la otra persona, ni viceversa…”

“Que el matrimonio no es fácil, que no te desesperes o creas que ya no funciona si empiezas a tener una racha complicada en donde no entiendes bien por qué estás despertando junto a esa cosa, pero que al final del día lo amas tanto que te acuerdas que fue la mejor decisión de tu vida y que vale la pena seguir adelante… y de repente volteas para atrás y te das cuenta que esa racha ya pasó y estás más feliz que nunca … (estando consciente que esas rachas van a venir muuuchas veces más pero que no pasa nada si estás en el mismo camino y con los mismos proyectos de vida buscando estar juntos y felices). Ya luego llegan los críos y regresa la montaña rusa jajaja.”

“Que en el matrimonio la balanza cambia: un día tú quieres más, otro día él te quiere más… y luego todo da la vuelta. Es un ciclo.”

“Consejo que aplico religiosamente: jamás vayas al baño con la puerta abierta. La confianza puede llegar a dar asco.”

“Que es real eso de no darse por sentado, que si quieres una buena relación tienes que dejar el ego de lado y trabajar por ella, que si quieres que algo sea distinto tienes que ser tú quien dé el primer paso, no exigirle al otro que cambie, ¡eso no va a pasar! Lo que sí cambia es nuestra percepción de las cosas.”

“Que hay que hablar de dinero y de cómo se van a administrar, siempre.”

“Que jamás es bueno hablar las cosas en la noche. Todo es mejor en el día.”

“Que no hay que tomar la frase ‘me quiero divorciar’ a la ligera. JAMÁS lo digas a menos que sea lo que quieres.”

“Que es normal que te muevan el tapete otras personas. Eso no significa que no ames a tu pareja.”

“Que no puedes forzar a nadie a que te quiera, ni a estar contigo. Tener la confianza de que si está contigo es porque quiere estar te ayudará a vivir más en paz.”

“Que a veces es necesario ir a terapia (y que esto no significa que tu matrimonio es un fracaso, al contrario..).”

“Este es un consejo que me dio mi abuela y lo sigo aplicando después de 16 años de casada: ‘si llegas a tu casa y él no ha llegado, no te pongas la pijama.’”

“Que nada está asegurado.”

6 Comentarios

¡Escríbenos!

Your email address will not be published.