@Anotherwriter: la cuenta de Instagram que te despertará sentimientos que no conocías

Alfredo Manzur es un joven escritor mexicano que ha logrado conquistar a varios lectores gracias a los textos publicados en su cuenta de instagram: @anotherwriter.

Con más de 30 mil seguidores, lo que Alfredo hace es publicar una foto suya acompañada de un texto escrito por él. Algunos son cortos, otros un poco más largos, pero son la profundidad y el realismo con la que escribe lo que caracteriza a cada uno de sus textos.

Además, al final de cada post recomienda una canción para escuchar a la hora de leer. En pocas palabras, mientras disfrutas de sus escritos estarás también utilizando dos de los cincos sentidos: la vista y el oído. Simplemente ESPECTACULAR.

También puedes visitar su página de internet Napkin Tales para conocer más sobre este escritor y empapar tu alma con todos sus escritos.

Aquí algunos de mis textos favoritos de @Anotherwriter. Ve, escucha y siente.

Sin ti. 🔳 Y en esa habitación fui todopoderoso. No me faltaba nada, todo era posible, todo era poesía. ▫️ Todos mis sueños se elevaban con tu risa, y todos mis miedos los aplastaban las cobijas. Toda mi fuerza me la dabas con un abrazo, y toda mi vida la resumías con un beso. ◽️ La habitación sigue aquí. Los ladrillos me miran apenados, los sueños ya viven con los miedos, y tu risa solo queda en una canción. ◻️ Tu ropa llora olvidada en el balcón. Las cobijas duermen en el suelo. Tus cartas se ahogan en el cajón y tus pecas gritan en la foto del buró. ⬜️ Todos seguimos aquí, en la misma habitación, en la misma vida que ahora… Vivimos sin ti. 🔲 🎶 Léela escuchando: “Dustin O’Halloran – Train in New York” 🎶 💮 #NapkinTales #BrevísimosRelatos 💮

A post shared by Alfredo Manzur • Writer (@anotherwriter) on

Somos los soñadores, los viajeros, los que “viven en la luna”. Los que cierran los ojos al disfrutar de un buen sabor. Somos los que dibujan mientras el maestro dicta. Somos los que se frenan en seco para ver el atardecer, los que se trepan a una silla para “shazamear” una canción. Somos los que en la tienda no vemos la ropa pero miramos la cara que tiene el maniquí. Los que aman las fogatas y pasan horas viendo el fuego. Somos los que sienten de más y no siempre se identifican con los demás. A veces aislados, otras veces solos. A veces en el rincón, pero con libro y café. Somos los que no temen a llorar en una película, los que preguntan para aprender más, los que prueban un nuevo sabor de helado. Los que ven que viene la lluvia y en vez de esconderse, cogen las botas para salir a caminar. Somos los artistas porque aunque no siempre hagamos arte lo descubrimos en las cosas cotidianas, lo vemos en todos lados: en el charco que refleja la calle, en la nube que tapa el sol, en el jardín de la entrada, en la flor colgando del balcón y en la risa del bebé. Vemos arte en todos lados y por eso vemos esperanza; porque vemos la belleza en donde otros… solo ven una mancha de pintura. 🎶 Léela escuchando: “Davis Harwell – We Are Dreamers” 🎶 💮 #NapkinTales #BrevísimosRelatos 💮

A post shared by Alfredo Manzur • Writer (@anotherwriter) on

Ella lo miró como todos los días, Él la miró como nunca antes. Hablaban de lo que hablan las parejas que llevan años juntos, de los días que pasan, de los cumpleaños que se cumplen, de los planes del futuro. El cielo se cortaba en rojo como si sus rasguños intentaran decirles algo. Las manos de ella se calentaban con el café, las manos de él se enfriaban por los hielos en su vaso. Ella sonreía, él ya no lo hacía. Él pensó en decir algo, ella solo habló de su día. Y así pasaron las semanas que formaron meses y así las décadas se acumularon; y es que así se forman vidas juntos de los que no tenían que estarlo. Porque se siente mejor el abrazo tibio de una relación, que el viento helado en la espalda de la soledad. Por eso hay tantos que caminan juntos pero no van al mismo paso, por eso hay tantos que cuando sus manos chocan ya no salen chispas. Porque es más fácil decir “yo también te quiero” a decir “yo ya no lo siento.” 🎶 Léela escuchando: “Emily Rubye – Sad News” 🎶 💮 #BrevísimosRelatos #NapkinTales 💮 ➰ Hace mucho no subía una foto tomada con el celular, pero este atardecer fue irreal.

A post shared by Alfredo Manzur • Writer (@anotherwriter) on

Si me concedieran un deseo no se podría envolver, porque no existe un papel tan grande para envolver una montaña entera, no hay suficiente listón para rodear una ciudad entera. Si pudiera, apagaría la luz de todos los países para que miráramos el cielo estrellado, formaría la orquesta más grande del mundo y los pondría a tocar tu canción favorita. Los caminos estarían llenos de flores y el sol siempre saldría cuando abriéramos los ojos. Subiríamos la montaña y en la cima te tomaría de la cintura y te diría como con verte los demonios desaparecen. Pero a quién engaño, esos deseos nunca se cumplen. Tal vez deba pedir algo más sencillo, una cena y verte sonreír. O algo todavía más simple: Un adiós… que no sea una hasta nunca. 🎶 Léela escuchando: "Peter Sandberg – Spring Morning" 🎶 💮 #NapkinTales 💮

A post shared by Alfredo Manzur • Writer (@anotherwriter) on

Convertimos el amor de actos a palabras, de palabras a pensamientos, de pensamientos a memorias; y esas memorias se marchitaron hasta volverse viejos recuerdos. Los guardé por un tiempo; junto a las palabras que dijiste, el viaje que nunca hicimos y el silencio que dejaste. Ahora me doy cuenta de lo que eras, de porque tenías todos esos tonos brillantes y también obscuros, porque eras frío y calor, miedo y amor, dolor y placer. Es que eras un maldito arcoíris, que necesitaba de lluvia y luz, de nube y sol, y sobre todo, porque no existe un arcoíris que dure la vida entera… o se mete el sol o se acaba la tormenta. 🎶 "Max Richter – I Will Not Forget You" 🎶 💮 #NapkinTales #BrevísimosRelatos 💮

A post shared by Alfredo Manzur • Writer (@anotherwriter) on

-Tal vez un día el amor deje de ser ese empaque que no puedes abrir y que irónicamente dice: “abre fácil”, no sé, a veces hay regalos que son más bonitos cuando se quedan envueltos- terminó la frase, le dio un beso en la mejilla y caminaron en direcciones opuestas. Cada paso que daban los alejaba del momento que acababan de vivir, una conversación, un dialogo, un intercambio de sentimientos, el último y certero instante que tuvieron juntos. Todo comenzó con un aire diferente, espeso, pero sin mínimo asomó de tintes de una despedida. Y como son estas cosas que pasan al azar, sin previo aviso, como homicidio imprudencial, ella toma la estafeta y dice unas palabras que inician el principio del fin: -Veo el amor y me sorprendo, creemos que tenemos maestría en amar y no hemos pasado ni primer grado. Lo tomas de la mano, le das un beso y ya están listos para casarse. – siguió caminando junto a él, se separó un milímetro donde se coló el viento y continuó diciendo: -He venido pensándote, pensándonos, esto que es lo “nuestro”, lo que compartimos y llamamos: querernos. Creo que estamos confundidos, nos hemos ido repitiendo canciones y frases hasta que se volvieron verdad, pero sabes algo, creo que no te quiero y no me quieres… Es más que nos da miedo estar solos. Somos una rutina, una muletilla, un mal hábito que llamamos: amor. Creo que no soy yo a quien quieres, ni eres tú a quien extrañó. Es solo que me aterra pensar que voy a morirme sola… Tal vez un día nuestro amor deje de ser ese empaque que no puedes abrir y que irónicamente dice: “abre fácil”, no sé, a veces hay algunos regalos que son más bonitos cuando se quedan envueltos. –apretó los labios y sus ojos tiraron un rio de lágrimas, dio la vuelta y se marchó…por una última vez. 💮 #NapkinTales #BrevísimosRelatos

A post shared by Alfredo Manzur • Writer (@anotherwriter) on

TE PUEDE INTERESAR: Marwan, el poeta español que nos dio otra perspectiva de la vida y del amor
No hay Comentarios

¡Escríbenos!

Your email address will not be published.