Let’s talk about sex baby: el 101 de la masturbación femenina

Porque queremos formar vínculos importantes entre nosotras creemos que es importante que hablemos. No nos damos el espacio para hablar de temas importantes como la sexualidad y cómo la vivimos. Fueron a pocas de nosotras a las que nos enseñaron sobre sexualidad y en especial sobre la masturbación. Es un tema mucho más abierto entre hombres que entre mujeres y queremos que eso vaya cambiando.

Por eso te queremos dar una lista de datos y de recomendaciones para que te disfrutes al máximo. Damas y caballeros, tomen nota. 

La masturbación es una forma de autoconocimiento y amor propio

No tiene nada de malo que te toques y quieras conocer más sobre tu cuerpo. La masturbación es una invitación a que te conozcas y aprendas sobre lo que te gusta. Es un tiempo de exploración y también de mucho cariño a ti misma para conocerte y hacerte sentir bien.

Recomendación: si nunca lo has hecho o quieres abrir un poco más tus opciones, el mood lo es todo. Prende unas velas si quieres, pon música o incluso ponte lencería. Pueden ser unos chones bonitos o un conjunto que te guste y te haga sentir cómoda. Date el cariño que mereces y la preparación que te ayude a estar más relajada. Puedes usar estímulos como pornografía, escenas de pelis,  gifs, libros lo que sea, para dejarte llevar. Prueba qué te gusta más, y haz que el momento sea solo para ti. 

La masturbación es tan mental como física

En la recomendación te dijimos que buscaras un estímulo. La preparación es un estímulo, el hacer que tu cuarto sea un espacio seguro y cómodo también es un estímulo para que te puedas dejar llevar sin problemas. Esto es porque el masturbarte también tiene una engagement mental muy fuerte.

Si no estás relajada mentalmente puede que te cueste un poco más. Te tienes que convencer que es un momento de conocimiento y placer que te lo das a ti misma y tu mente tiene que ir acorde con las cosas.  No es un pecado ni una impureza, es para que te conozcas a ti misma y te des permiso de disfrutar. Todas lo hacemos.

Cuando tu cabeza se relaja todo tu cuerpo también, de esa manera es más fácil excitarte y dejar que tu cuerpo experimente diferentes sensaciones.

Recomendación: haz que tu entorno te haga sentir segura. Las mujeres a veces necesitamos un poco de certeza y seguridad para que nos dejemos ir como gorda en tobogán. Adecuar tu cuarto o baño o lugar de preferencia a lo que te hace sentir cómoda y segura le va a dar un espacio de confianza a tu cabeza. Espera a que estés sola (no necesariamente, pero si ayuda, adelante) y recuerda que cada quien es diferente,  haz lo que tengas que hacer para que tú estés relajada. Esta confianza se va a reflejar en tu cuerpo y te vas a dar el permiso de disfrutar.

No necesariamente necesitas pornografía para masturbarte

Las mujeres somos sumamente sensoriales a muchísimas cosas y a veces no entiendes porque te emocionas con ciertas cosas que no tienen nada que ver y está bien. A veces pasa. Es por eso que también queremos que entiendas que no a fuerza tienes que ver pornografía para excitarte.

Nos atrevemos a decir que la pornografía puede ser un poco agresiva a la vista. Claro que hay cosas interesantes pero sí, la mayoría de los videos porno tienen escenas muy alejadas a la realidad e incluso intimidantes; lo bueno es que hay alternativas. Puedes escoger una novela erótica que te ayude a meterte en tu mundo de fantasías. Tumblr también ayuda para escenas eróticas sin que te mueras de miedo con lo que está pasando en un video o escenas de películas que te prendan el mecate. También deja que tu mente haga una parte importante con las fantasías. Fantasear ayuda a darte cuenta de saber qué es lo que te gusta y te excita.

Recomendación: Usa un espejo. Suena complicado pero a veces la mejor razón de inspiración eres tú. Cuando te masturbas con un espejo ayuda a verte como un ser sexual que puede llegar a niveles increíbles en términos de placer. También ayuda a que te conozcas de manera visual y sepas cómo es tu cuerpo. Es una gran técnica para reconocer tu cuerpo, conocerlo, cuidarlo y quererlo.

Hay muchas técnicas que puedes explorar

Cada mujer es diferente y a cada quien le van bien cosas distintas. Por eso mismo te invitamos a que descubras la que más te guste y pruebes técnicas de masturbación diferentes. Puede que seas más de una estimulación externa (clítoris)  o interna (penetrativa, vaginal o anal) o las dos. Unas usan sus manos y es todo lo que necesitan, también se pueden usar vibradores, juguetes, corriente de agua, frotarse contra superficies suaves, etc. Busca las opciones que más te hagan sentir bien. Usa lubricantes o geles que intensifiquen las sensaciones. También tu propia lubricación funciona perfectamente bien. Tócate y disfruta, es parte de crecer como persona.

Recomendación: la información es clave, si sabes cómo es tu cuerpo sabes que es lo que más te va a hacer sentir bien. Una imagen anatómica de la vagina ayuda a que identifiques cada parte. También puede funcionar buscar opiniones de otras mujeres en cuanto a la masturbación. De entrada tus amigas son un buen punto para empezar. Por otro lado, existen páginas de internet como OMG Yes . Aquí encontrarás una recopilación de técnicas y videos de mujeres con diferencias de edad, cuerpo, etnia, etc… que comparten que les hace sentir mejor y cómo han tenido mejores orgasmos tanto en pareja como solas. Emma Watson ha hablado de ella y si necesitas más certeza nosotros la hemos usado. Hay cierto contenido gratuito pero los demás es por un precio que no es alto y vale la pena. AQUÍ hay más información para que conozcas más sobre el placer femenino y la masturbación. 

No todo tiene que ser estimulación genital

El cuerpo es un campo sensorial y las mujeres nos llevamos el premio en las partes sensibles que tenemos. Decimos esto porque somos propensas a sentir con mayor intensidad en ciertas parte erógenas de nuestro cuerpo. Si las estimulas te aseguramos que funciona como un foreplay en solitario.

Las zonas erógenas tienden a variar de persona a persona y la sensibilidad de los genitales igual. Pero en términos generales, el pecho, en especial los pezones, son un punto que vale la pena explorar. Los muslos y el cuello también son puntos erógenos que puedes tocar y estimular para que te sientas más en contacto con la sexualidad. Descubre tu cuerpo poco a poco y esto también te servirá cuando estás con una pareja.

Recomendación: Usa aceite para cuerpo (puede ser de masaje o relajánte) o la crema que más te guste y juega con tu cuerpo estimulando las partes que mejor te hagan sentir. Es un momento para ti y de que te descubras. Prueba que te gusta más y de esa manera la estimulación genital será mucho más placentera y fácil de llegar.

Es un gran relajante

Masturbarse ayuda a liberar estrés y tensión. Parte de la masturbación es descubrir cuál es el mejor camino al orgasmo. Por ende, cuando te dejas ir y tienes uno, es un gran relajante y liberas mucha tensión. Por lo general, sola llegas mucho más rápido que en pareja.

Recomendación: Antes de dormir crea tu nicho de seguridad y confianza para que te puedas explorar y relajarte de las tensiones del día. Cuando ya tengas una técnica conocida puede ser el camino más fácil para lograr un orgasmo o toma ese tiempo para experimentar otras técnicas e irte a dormir lo más relajada posible. Otro tip, recuerda que somos multiorgásmicas, entonces no te quedes con solo un orgasmo. Ve por más.

La masturbación también puede ser en pareja

Un tip que nos hubiera gustado saber antes de entrar al mundo de la sexualidad es que las mujeres y los hombres tenemos estímulos muy diferente. Esto es una generalización pero una comprobada. En la mayoría de los casos, los hombres son más visuales que las mujeres. Obviamente parte de estar con alguien más es verlo y claro que influye mucho en la experiencia, pero los hombres son seres que se dejan ir más por la estimulación visual.

Aquí es donde entra nuestra parte. Todas somos diferentes y preciosas, si a tu pareja no le gustara como te ves, no estaría en pelotado contigo. Es por eso que cuando te has masturbado y reconoces que es lo que te gusta es importante comunicárselo al otro. Que mejor estimulo visual que enseñarle exactamente como. Puede llegar a ser una experiencia muy empedrada como mujer y muy sexy para ambos.

Recomendación: si llegas a hacerlo con tu pareja significa que hay un ambiente de confianza y es parte de que los dos disfruten mucho una relación sexual. Utiliza lo que mejor te haga sentir y te garantizamos que la respuesta va a ser muy positiva. Siéntete segura y confiada de que no hay nada más sexy y atractivo que eso.

Recuerden que la información es poder. Entonces mientras más sepan de ustedes mismas más cosas pueden probar en pareja y también solas. Aumenta el placer en las relaciones sexuales que tengas. La masturbación es sana y ayuda a reconocernos como seres sexuados. Es importante darnos la oportunidad de disfrutarlo. Otra vez, dejemos los prejuicios afuera de nuestro cuarto y experimentemos. Claro, todo de manera segura.

TE PUEDE INTERESAR: Let’s talk about sex baby: el ABC del orgasmo femenino

2 Comentarios

¡Escríbenos!

Your email address will not be published.